la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza

Para pedir perdón es preciso ser consciente de que se ha hecho un daño importante al otro. Ponerse en su lugar y acercarse a sus sentimientos puede llegar a hacer sentir de verdad el dolor del otro. Desde esta reflexión nos adentramos en un espacio de investigación, a través de nuestras propias experiencias vitales y utilizando el cuerpo y la palabra como vehículo, abriremos el canal de la reconciliación. Chevi Muraday Créditos y ficha técnica
Fecha creación: 16/12/2021 / En activo