la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza

El primer esbozo de este proyecto tuvo lugar en el Mes de Danza de Sevilla para inaugurar su edición número 21 en el Teatro Alameda. Una idea original del músico y compositor Sevillano Miguel Marín que, junto a su banda, formó equipo con un elenco de intérpretes codirigido por las coreógrafas Teresa Navarrete y María M. Cabeza de Vaca.

Este primer encuentro, sin apenas ensayos, realizado más como un work in progress, alentó al equipo a continuar con su desarrollo en 2015. Es así como a finales de este año verá la luz un nuevo espectáculo, más elaborado, de mayor duración y contenido más complejo. Una pieza singular en cuanto a morfología, equilibrio artístico y número de intérpretes, un gran formato cada vez menos frecuente en las producciones andaluzas.

El proyecto se retomará durante el verano de 2015 con una residencia artística en el Teatro Central de Sevilla, para continuar su creación, convirtiéndose en un espectáculo de gran formato. El estreno el 4 de diciembre de 2015 en el Teatro Central de Sevilla (Sala A).

 

PLANTEAMIENTO Y SINPOSIS DEL ESPECTACULO

“Welcome to the Montgomery experience” es una celebración, una fiesta; un concierto realizado por una banda de cuatro músicos que conviven con seis invitados, seis bailarines, exponiendo sus inquietudes, relaciones y

anhelos a pecho descubierto, entregándose en un derroche de sentimientos y un heterogéneo repertorio de movimientos y presencias. Con una estética enmarcada en las décadas de los 50 y 60, el desarrollo de la pieza pretende un intercambio de roles entre todos los personajes, procurando multiplicar las posibilidades de relación y creación escénica. La complejidad emocional deriva, desde este encuentro a priori banal y quizá hedonista, hacia lugares no tan plácidos, no tan dóciles; se intuyen los no-lugares, los deseos ocultos, la melancolía, las pasiones… Siempre en un contexto de celebración interminable, desde el deseo de que siga y siga la fiesta. Por otro lado, esta celebración invita a la participación; anima a una integración del que observa, del espectador, arrastrando su inercia rítmica al disfrute in situ de la propuesta en el final de la misma.

Riqueza, posibilidades, generaciones… Seis creadoras e intérpretes distintas, de distintas edades y trayectorias. Seis códigos que generan nuevas herramientas en contacto con el grupo o en solitario. La manada se retroalimenta de una amalgama de conocimientos y expresiones físicas. Se contagian y se contraponen a un tiempo. Se plantea un trabajo de investigación donde cada individuo aporte su riqueza personal y contamine así la creación común. Investigación coreográfica en grupo, en dúos, solos, etc. Y también investigación en el acting, tanto del que posee el foco como en el que está en segundo plano en un momento dado; el no hacer conlleva actitud y alta actividad, mínima a ojos del que mira. La música en directo es apabullante, arrebatadora; acompaña y distorsiona el movimiento, lo eleva, lo aplaca; el objetivo es sintonizar el movimiento con la música, y al contrario. Ingredientes para crear estructuras varias y formar así un espectáculo sólido, emocionante y generoso.

Retomando al punto anterior, la grandeza del espectáculo parte de la riqueza de los lenguajes escénicos que le dan forma, así como de sus hacedores. Música en directo, danza contemporánea, performance, interpretación, iluminación, atrezzo y arquitectura escénica. Códigos entrelazados en busca de comunicación, estética y emoción

Otras etiquetas… Quizá; eso lo decide el que mira.

Inicialmente, en su primera fase, la acción se desarrolla en el patio de butacas, rotando la posición del mismo. La disposición del público es frontal y lateral, a modo de corredor central. La intervención artística parte desde espacios no escénicos hasta invadir la escena. La propuesta escénica persigue la mutabilidad del espacio escénico. La pieza pretende construirse arquitectónicamente en sintonía con diferentes espacios, desde salas y teatros con una estructura convencional, hasta espacios no teatrales, edificios, calles, museos, etc. Espacios que, por su singularidad, aporten nueva información estética y dramatúrgica a la obra.

La escena debe transmitir elegancia; pretende recrear de la mano del diseño de iluminación y el atrezzo un espacio extraño y bello, entre el glamour y la decadencia. Se utilizan objetos y estructuras de los 50 y 60, que combinan con el vestuario enfatizando esa misma línea estética.

La música de Montgomery es altamente rítmica con recuerdos al jazz subliminal, la electrónica de baile y la chansón francesa de Gainsburg y compañía; voces trabajadas, percusiones infinitas al son del fin del mundo y sonidos electrónicos que se repiten. La banda la forman Miguel Marín (voz, teclados, percusión y electronics), Miriam Blanch (bajo y coros), Amanda Palma (batería y coros) y Jesús Bascón (guitarras y teclados). La situación de la banda en escena es bastante compleja acabando con el mito de la batería al fondo; Montgomery sitúa la batería al frente y a la derecha, seguido de un set de percusión, el bajo, la voz en el centro y la guitarra a la izquierda formando todos una especie de semicírculo y siendo posible la mirada entre los músicos. Los músicos van elegantemente vestidos y calzados. Intercambian momentos vocales con las bailarinas, las cuales hacen de coral.

 

Créditos y ficha técnica
Fecha creación: 04/12/2015 / En activo

Idea original. Miguel Marín

Dirección escénica Teresa Navarrete, María M. Cabeza de Vaca

Composición musical, espacio sonoro y directo Montgomery (Miguel Marín, Jesús Bascón, Amanda Palma, Miriam Blanch)

Interpretación Teresa Navarrete, María M. Cabeza de Vaca, Silvia Balvín, Greta García, Laura Morales, Nando Pérez

Espacio escénico María Meler

Diseño iluminación y técnico Benito Jiménez

Diseño de vestuario Andrés González

Fotografía Xavier Meler / Luis Castilla

Vídeo la Buena estrella

Técnico de sonido Javi Mora.

Producción Montgomery y Gestora de Nuevos Proyectos Culturales S.L.

Distribución Montgomery

Representante legal Gestora de Nuevos Proyectos Culturales S.L