la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza

https://vimeo.com/84379721

PRESENTACIÓN Si en Otra manera de encontrarse, anterior producción de la compañía, se planteaban realidades donde el lenguaje se convertía en herramienta difusa de contacto, sin concesión para profundizar en el conocimiento mutuo de las personas que habitaban su espacio, “Salón Otto” procura ese refugio humano de solidaridad, de abrigo y recogimiento. Recrea esos espacios de sosiego, ese punto concreto que sirve de hogar para el lenguaje, como único hogar humano, como expresa John Berger en su obra Con la esperanza entre los dientes. Rabia, amor, celebración, vida. Salón Otto es la espera y la esperanza; un aliento, pero no el último.

ESCENA La obra ‘Forest’ de la fotógrafa checa Jitka Hanzlová ha sido uno de los referentes en el proceso de creación. Su trabajo ha sido analizado con rigurosidad, desde presepectivas antropológicas y políticas por el extraordinario pensador John Berger, que en su obra “Con la esperanza entre los dientes” realiza un majestuoso tratamiento sobre las carencias del hombre moderno y sus circunstancias vitales, procurando la manera de poner fin o apaciguar al menos el sufrimiento humano, con pasión y compromiso político. Remitiéndonos a la descripción realizada por John Berger, “en el bosque de Jitka hay con frecuencia una sensación de espera, y no obstante, ¿qué es aquello que espera? ¿Es espera la palabra correcta? Una paciencia. ¿Una paciencia practicada por quién o qué? Un incidente del bosque. Un incidente que no podemos nombrar, describir, ni situar. Y sin embargo, ahí está”. “Salón Otto” pudiera ser ese bosque, “donde los senderos, los pájaros, los gusanos, los reptiles, los helechos, los árboles, etc, no tienen comparación posible. Las escalas temporales continúan sus caminos, de la hormiga al roble, de la fotosíntesis a la fermentación. En este apogeo de tiempos, energías e intercambios, ocurren incidentes que se desfasan y por tanto esperan en un entretiempo…”

La obra de John Berger Con la esperanza entre los dientes se muestra devastadora y multiplicadora de posibilidades. Los textos propios de Teresa Navarrete y Nando Pérez, extractos de la obra Nocilla experience de Agustín Fernández Mallo y apuntes de Franzt Fanon, Andréi Platónov y Virginia Arroyo, se articulan como elementos dramatúrgicos, evolucionando hacia acciones plásticas y físicas en la puesta en escena, recreando así una minuciosa observación de lo pequeño.

MONTGOMERY En este nuevo trabajo, Compañía Teresa Navarrete cuenta con la presencia del creador sonoro Montgomery, una colaboración estelar en este nuevo asalto creativo de la compañía. Salón Otto se nutre de nuevos matices que forman parte de una línea estética en constante evolución. Montgomery ofrece estas nuevas perspectivas en cuanto a la composición y ambientación musical, ofreciendo además una potente presencia física que vigila y alimenta la escena.

 

CREADORES Compañía Teresa Navarrete está codirigida por la coreógrafa y bailarina Teresa Navarrete, el actor físico Nando Pérez, y el músico y compositor Miguel Marín. Cuenta en este proyecto con la participación del artista sonoro Montgomery. Junto a ellos, formando parte del equipo de trabajo, figura la diseñadora de espacios y fotógrafa María Meler. Como en todos sus procesos de creación, Compañía Teresa Navarrete recibe el apoyo de otros profesionales de la escena que actúan de mirada externa y aportan riqueza y perspectiva al proceso, ya sea desde una óptica escénica, bien sea desde terrenos más técnicos. Para este proyecto se cuenta como Asistente de Dirección con la creadora, coreógrafa e intérprete María Martínez Cabeza de Vaca. El artista plástico Joaquín Jara colabora con la realización de las esculturas empleadas en escena; la dirección técnica la realiza Diego Cousido.

 

“SALÓN OTTO” ha sido catalogado como espectáculo Recomendado por la Comisión Artística de la Red Estatal de Teatros y Auditorios, en sus Cuadernos de Danza – junio2014. Forma parte del Catálogo Danza a escena 2015.

 “SALÓN OTTO” ha sido seleccionado en primera posición entre más de 300 propuestas artísticas, por la Red Estatal de Teatros Alternativos en 2014.

 “SALÓN OTTO” forma parte del catálogo PLATEA de INAEM

 

PREMIOS

 5 galardones en los V Premios PAD de la Danza en Andalucía, entregados en noviembre de 2014:

-Mejor espectáculo de sala

-Mejor dirección

-Mejor coreografía

-Mejor diseño de especio sonoro / composición original

-Mejor diseño de iluminación

 

 

CRÍTICA

 

Un lugar de esperanza compartida

Rosalía Gómez | Actualizado 16.12.2013 – 05:00

 

Compañía Teresa Navarrete. Creación e interpretación: Teresa Navarrete, Nando Pérez, Montgomery. Composición original/Diseño de espacio sonoro: Montgomery, Miguel Marín. Asistencia a la dirección: María M. Cabeza de Vaca. Iluminación: Nando Pérez, Diego Cousido. Fecha: Sábado, 14 de diciembre. Lugar: Teatro Central, Sala B. Aforo: Dos tercios.

 

Tras mucho trabajo solitario y once años de militar en las filas de la compañía catalana Erre que erre, Teresa Navarrete ha vuelto a Sevilla, ha sido madre y, con su último trabajo, Salón Otto, ha demostrado que se encuentra en una magnífica etapa de madurez artística. Frente a sus anteriores trabajos, en los que la abstracción desembocaba a menudo en un universo oscuro, incluso hermético, aunque siempre apoyado en bases sólidas, Salón Otto supone, como ella misma ha afirmado, un lugar para el sosiego. Un espacio donde la creadora, cuya calidad como bailarina es indiscutible, se plantea lo que puede llevarla a eso que algunos filósofos han llamado ‘el contentamiento de vivir’. Y para ello, a partir de una pulsión inicial, casi furiosa, es capaz de entregarse a un movimiento más sosegado y extrovertido – incluso a la sonrisa abierta y luminosa-, y, sobre todo, logra compartir ese lugar de paz con sus dos compañeros de escenario. El trabajo es breve pero está compuesto de muchos elementos, incluida la palabra pues tanto ella como el actor-bailarín Nando Pérez -un compañero que la complementa a la perfección, incluso físicamente- dicen algunos textos (de John Berger y de Agustín Fernández Mallo, entre otros) mientras Montgomery marca el ritmo tranquilo de la acción cantando algunas canciones y aportando, junto a su voz, su presencia y su estética. Otros elementos teatrales, como la tierra y pequeñas esculturas de Joaquín Jara, ayudan a completar el sentido metafórico de Salón Otto.

 

Sosiego, tranquilidad y calma

A Coruña. Cristina Lata

 

Salón Otto es la última producción de la Compañía Teresa Navarrete, inspirada en la obra de John Berger Con la esperanza entre los dientes. En ella la danza, la música experimental y el teatro se aúnan en un mismo discurso escénico y nos conducen a una sensación de paz y tranquilidad, a través de una pieza pausada, en la que por momentos apenas ocurre nada, simplemente esperamos.

 

El músico Miguel Marín (Montgomery) inicia el espectáculo irrumpiendo en escena, como una especie de “narrador descarado” –tal y como él lo describió al finalizar la actuación–, que va creando con su música y su voz la sonoridad de lo que sucede en la escena.

 

Movimientos asombrosos con las manos, por momentos ondulantes, vibrantes, fluidos y oscilantes, creando bellas formas en el aire son la carta de presentación en este espectáculo de la siempre correcta Teresa Navarrete. El actor Nando Pérez completa la terna artística, aportando serenidad en los pasajes teatrales, aunque quizás se muestra algo más tosco en sus movimientos danzados.

Salón Otto se nos presenta con un escenario completamente desnudo, en el que tan solo vemos una mesa de madera y sillas, por lo que la acción podemos imaginarla en cualquier sitio en el que dos personas esperan, mientras otra ajena observa.
Se trata de una pieza que nos muestra un mundo complicado, con inquietudes, del que podemos elegir si miramos la montaña desde abajo o miramos el mundo desde la montaña. He aquí el dilema y la invitación a la reflexión paciente que se nos plantea en Salón Otto.
Como viene siendo habitual en los espectáculos del TRC Danza, al finalizar la función de A Coruña los artistas hicieron un pequeño coloquio con los asistentes. En él hablaron sobre el proceso de creación de la obra, que partió de un pequeño proyecto escrito, al que posteriormente le dieron forma trabajando los tres de manera conjunta en el estudio. Este proceso fue lento y se basó inicialmente en la obra de John Berger y en a través de él pretenden recrear un lugar para el sosiego y el refugio.

 

La pieza se hace corta y deja al escasísimo público con ganas de más. Nuevamente el patio de butacas  del Teatro Rosalía estaba prácticamente vacío, pese a que la propuesta de la compañía andaluza era atractiva para el colectivo de danza coruñés.

 

 

 

 

Danza Contemporánea

Lugar de información para estudiantes de Danza Contemporánea

 

DESPERTAD PROGRAMADORES, LO BUENO ESTÁ AQUÍ.

Salón Otto. Compañía Teresa Navarrete.

Sevilla, Teatro Central 14 de diciembre 2013

 

Si por algo gustan los trabajos la Cía. Teresa Navarrete es por la capacidad de crear mundos propios, donde la gestualidad y las presencias se entrelazan con líneas de movimiento y de texto que tejen una atmósfera opaca, como de ensueño, en donde el espectador puede cómodamente distanciarse.

Esto sucede pero de manera brillante en Salón Otto. Esta vez ese mundo es más extrovertido, invita al público a sumarse a la escena, y desde el principio -como un picor- el interés por lo que sucede va extendiéndose por cada rincón del teatro.

El espacio escénico puede entenderse de diferentes formas. Al principio podría ser una sala de espera donde el hilo musical se personaliza transformándose en toda una señora actuación en directo a cargo de Montgomery (Miguel Marín). En otro momento bien podría ser un cuaderno donde se guardan deseos compartidos. O un espejo donde dejar galopar las esperanzas.

Teresa, más en forma que nunca tras su reciente maternidad, (misma fecha del estreno de la obra y el primer cumpleaños de su hijo Otto) inicia el movimiento casi sin querer. Y asombra con una danza altamente refinada y fluida. Las espirales que realizan sus manos parecen no terminar nunca. Sus dedos se alargan una y otra vez hasta que consiguen atravesarte el alma con un lenguaje corporal que evoluciona perfectamente logrando construir un estilo reconocible y bello. Y contrasta Nando con su nomenclatura menos pulida pero más enraizada en la tierra, capaz de arrancarte una carcajada y bailar con el. Danza rural, danza silvestre… Agrodanza!

En otra secuencia, se construye sobre una mesa y con tierra la maqueta de una montaña. Una montaña con cara norte y cara sur, donde sus habitantes se instalan en la mitad más cálida y luminosa. La cara que podría albergar el lugar en el que habitan nuestras expectativas. Y ahí es, creo, donde tiene lugar el momento más destacable del espectáculo. Un dúo en donde Nando sacude a Teresa, hasta deshacerle los huesos y convertirla en agua…

Un placer para los asistentes. Despertad programadores. Lo bueno está aquí.

 

Créditos y ficha técnica
Fecha creación: 14/12/2013 / En activo

-Un espectáculo de Compañía Teresa Navarrete con la participación especial de Montgomery-
Creación e Interpretación Teresa Navarrete (sustituye Andrea Quintana), Nando Pérez, Montgomery / Asistencia de dirección María M. Cabeza de Vaca / Composición original, diseño de espacio sonoro Montgomery, Miguel Marín / Textos Textos propios y adaptaciones de Agustín Fdez. Mallo, John Berger y Virginia Arroyo / Diseño de espacio escénico Compañía Teresa Navarrete, María Meler / Esculturas Joaquín Jara / Diseño de iluminación Nando Pérez, Diego Cousido / Vestuario Compañía Teresa Navarrete / Imagen y diseño gráfico María Meler / Dirección técnica Diego Cousido / Asesoría administrativa y representante legal Gestora de Nuevos Proyectos S.L.

Una producción de Compañía Teresa Navarrete y Gestora de Nuevos Proyectos S.L. / Un proyecto en colaboración con AAIICC – Consejería de Cultura – Junta de Andalucía, Excma. Diputación de Córdoba / Con el apoyo de L’animal a l’esquena / CICUS / CAS

Power by

Download Free AZ | Free Wordpress Themes