la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza
Anuario 2018 by Público Familiar Niños
Cía Aracaladanza Foto Enrique Cabrera
Creciente es el número de compañías españolas dedicadas a la danza para los más pequeños.

 

        Afortunadamente, al menos en nuestro país, cada vez son más las agrupaciones que se dedican por entero a la danza para niños y creciente el número de compañías de danza para adultos que optan por el público pequeño. De entre las primeras obligado destacar la labor de Aracaladanza, veterana agrupación madrileña que, después de sus sorprendentes obras familiares que intentaban explicar desde la danza el mundo de relevantes pintores (El Bosco, Margritte, Miró, Da Vinci) retoma su línea anterior más lúdica, en su nueva creación Play, que se estrena en Navidad de 2018 y parte de la actividad más emocionante de la vida infantil: jugar.

        El Ballet Contemporáneo de Burgos, veterano colectivo castellano, es una de las segundas. Aunque siguen activas sus propuestas para adultos (Macbeth, Esta no es una historia de mujeres), su director Alberto Estébanez ha puesto en marcha La danza y su pequeño público, un programa de acercamiento para escolares y De la punta a la tuerca, espectáculo que ofrece a los niños un recorrido que va del ballet al hip hop.

        Tras una larga e irreverente trayectoria, en la que suele reinventar con humor los grandes clásicos (Plan Sílfides, la más reciente), la Compañía Compañía Iker Gómez Teatro Físico también tiene su programa pedagógico Proyecto Cisne, una web con juegos interactivos creada por el mismo Gómez, destinada a difundir conocimiento de danza y crear público. Por su parte, el colectivo madrileño Larumbe Danza, que dirigen Daniela Merlo y Juan de Torres, aparece cada vez más comprometido con el público familiar gracias a una trilogía ecológica dedicada, respectivamente, al agua, la tierra y el aire, que ya ha visto estrenadas sus dos primeras partes: su exitosa Ballenas, historias de gigantes, que usa tecnología 3D, y ahora la coreógrafa Camille Hanson les ha montado Chasing Forests, Ensueños del bosque, un espectáculo de gran potencia visual. También ecológicas son las motivaciones de Agua de luna, espectáculo de la Compañía Improvisada, colectivo valenciano adscrito al proyecto artístico-culinario CocinandoDanza, que conducen Henar Fuentetaja y Miguel Tornero, quienes representan esta pieza de “danza, ecología, reciclaje, luz y agua”. La luz, pero ésta vez como fenómeno óptico, ha sido también la inspiración de Omar Meza para Akari, la pieza que da continuidad a la larga tradición de danza para público familiar de su compañía granadina Da.Te Danza. No faltan tampoco las agrupaciones que vuelven danza conocidos cuentos infantiles. Paspie Danza, compañía con sede en Cáceres que dirigen Victoria López Talaván y Juan Luis Leonisio, mantiene en activo Pinocho, La ratita presumida y El carnaval de los animales, de la pionera costarricense Graciela Henríquez.

        La demostrada eficacia de sus propuestas para los niños más pequeños, ha hecho de la danza para bebés un territorio muy fértil y muchas compañías ya se dedican en exclusiva a cultivarlo. Destaca con fuerza entre ellas La petita Malumaluga, colectivo catalán que, bajo la dirección de Albert Vilá y Eva Vilamitjana, han estrenado  espectáculos participativos como Bitels para bebés o My baby is a queen. También destacable la labor de ZigZag Danza, compañía de Gijón conducida por Estrella García, que cuenta con su exitosa Aupapá (para niños de 0 a 3 años) o la más reciente Jardín secreto (9 meses a 3 años), que se suma a la abstracción hipnótica de su creación formaS para público familiar.

Compañías relacionadas
Power by

Download Free AZ | Free Wordpress Themes