la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza
Anuario 2016 by Público Familiar Nuevos públicos
Cía La petita Malumaluga
Cía Ananda Dansa Foto: Vicente Jimenez
Se desarrolla en España una interesante y muy imaginativa corriente de danza dedicada a bebés, niños y audiencias familiares

Tradicionalmente, ballets como Cascanueces o El lago de los cisnes se tienen como coreografías aptas para niños. No obstante, la danza específicamente para pequeños es un fenómeno bastante reciente, que en España va en expansión. Aracaladanza, que dirige en Madrid Enrique Cabrera destaca por su veteranía y sus inteligentes producciones, destacando su trilogía alrededor de grandes pintores que ahora encuentra continuidad en Vuelos, que se adentra en el mundo de Leonardo Da Vinci y la idea de volar. Veterana también es la compañía Ananda Dansa, que dirige en Valencia Rosángeles Valls y ha venido incursionando en la danza para público familiar con espectaculares adaptaciones de conocidas historias como Peter Pan o la reciente Pinoxxio, espectáculo que arrasó en los pasados Premios Max, importantes galardones de las artes escénicas españolas.

También pionera de la danza madrileña, Larumbe Danza, compañía que dirige Juan de Torres y Daniela Merlo, alternan su repertorio con sofisticados espectáculos para público familiar. Gran éxito han cosechado con Ballenas, historias de gigantes, un esfuerzo internacional de coproducción de la compañía que desde una perspectiva muy original incursiona en la tecnología 3D y también En mi Casa Infinita, una propuesta lúdica específica para niños entre 3 y 8 años. Y en el sur, cabe mencionar la labor de La Calabaza, compañía de la sevillana Sandra Bonilla, que se ha interesado por llevar el flamenco a otros públicos como el infantil, destacando su coreografía Caja de Música.

Se afianza también en el país una danza aún más específica que parte del principio, corroborado por sociólogos y psicólogos, de que el carácter sensorial y visual de la danza permite el acceso a bebés, agudizando sus sentidos y sensibilidad. Defensores de esta idea, Estrella García y Miguel Quiroga, que dirigen en Gijón Zig Zag Danza, han desarrollado una investigación que les ha llevado hasta propuestas como Aupapá, pensada para niños entre 0 y 3 años, que se desarrolla dentro de un cubo acristalado que permite ver la acción desde arriba por los bebés gateando. Disculpe caballero, de Ramón Oller, a partir de Cervantes,formaS, Después de Cortar el Césped. El valor de no hacer ruido o Future Archaelogy son otros títulos activos de esta agrupación.

Originales, en este sentido, se presentan también la compañía andaluza Da.Te Danza y el colectivo catalán La Petita Malumaluga. Dirigida en Granada por Omar Meza, Da.Te fue creada en 1999 y las propuestas infantiles han definido la personalidad del grupo. ¿Cuál es mi nombre?, que indaga en la identidad, está ideada para bebés de entre 0 y 4 años, al tiempo que para niños de más edad ofrecen propuestas como Río de luna o Pies de bailarín, un solo con el que Meza se despide de los escenarios. La Petita por su parte, es un colectivo de músicos y bailarines que se han especializado en propuestas para bebés y primera infancia. Impulsado por el compositor Albert Vilá y la bailarina y coreógrafa Eva Vilamitjana, han estrenado espectáculos muy originales, destacando su reciente Beatles para bebés, especial homenaje al cuarteto de Liverpool, y propuestas como La luna en un cazo.

Por su parte, Paspie Danza, compañía con sede en Cáceres que llevan Victoria López Talaván y Juan Luis Leonisio, mantienen en activo varias obras en esta línea: su versión de Pinocho, con música en directo, su propuesta de danza-teatro con títeres sobre La ratita presumida, El carnaval de los animales a partir de la partitura de Saint Saëns en coproducción con El Curro DT, y finalmente, para adultos, su lectura personal de Romeo y Julieta.

Y es que, numerosos son los coreógrafos y compañías que, manteniendo una línea de danza para mayores, incursionan en los terrenos de la danza familiar. Entre ellos, la compañía navarra Fueradeleje, con su creación ¿Quién teme al lobo feroz?, que cuenta Caperucita Roja desde distintos estilos de danza; el valenciano Yoshua Cienfuegos, que tras varias coreografías para público familiar, ha estrenado La bella durmiente, un título que ha sido fundamental dentro del ballet clásico para mayores aun cuando en papel siempre ha sido literatura infantil; Asun Noales, que creó Eva y Adán para su compañía OtraDanza, Anabel Veloso con su propuesta Flamencolandia, que acerca el flamenco a los más pequeños o Ibérica de Danza, la compañía de renovación del folclor español que dirige Manuel Segovia, que ha estrenado Maimónides, un viaje sin retorno.

Compañías relacionadas