la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza
Anuario 2018 by Nuevo Flamenco Tradición renovada
Cía Manuel Liñán Foto: Marcos G Punto
Cía Compañía María del Mar Suárez La Chachi Foto Migue Tomé 99 páginas
Cía Fernando LR Parra Foto Isabela Redman
Vibrante, innovador y ecléctico se presenta el paisaje de flamenco de vanguardia en España.

        La aportación española más original a la danza internacional reside sin duda en el Nuevo Flamenco, un movimiento ya consolidado que ha empujado los límites de la danza española por excelencia hacia novedosos y deslumbrantes caminos escénicos, gracias a un grupo de artistas que, partiendo casi siempre del rigor y el respeto hacia la tradición, conectan con la sensibilidad del siglo XXI.

        Entre ellos, Manuel Liñán, Premio Nacional de Danza 2017, un bailaor feroz, con una energía desbordada, que ha ido construyendo un catálogo importante de piezas autorales, entre las que se cuentan Sinergia, Reversible o Nómada. Su creación reciente Baile de autor es un trabajo de madurez que muestra todas sus facetas creativas e interpretativas, y se permite experimentar, sin amaneramientos, con la bata de cola y el mantón, elementos tradicionalmente femeninos de un baile que tiene muy divido el rol de los géneros.

        Destaca también en este paisaje Olga Pericet, una creadora que desde un flamenco riguroso ha ido avanzando hacia un trabajo cada vez más personal, siendo dueña de un universo propio, que se verifica en títulos como Pisadas, fin y principio de mujer y que alcanza consolidación ahora en La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailarina, espectáculo que se hizo con el premio de la exigente crítica acreditada en el Festival de Jerez y que supone una alianza nueva y de lo más fructífera entre la enérgica bailaora y la prestigiosa directora teatral Carlota Ferrer.

         En paralelo ha crecido también Marco Flores, que ha dejado de ser joven promesa y se ha convertido en un artista clave dentro de la vanguardia flamenca. Autodidacta y sin ataduras, ha investigado en cada producción temas muy concretos y específicos pero todas estas experiencias (en obras como Laberínticas o Entrar al juego) han hecho posible Fase alterna, su nueva y más libre creación, centrada básicamente en las emociones. Ha montado Flores esta pieza, más pequeña que las habituales, acompañado del talento del coreógrafo de danza contemporánea Yoshua Cienfuegos y de la bailaora y también creadora Sara Cano que, a su vez, lleva las riendas de su propio proyecto.

        Aunque ha estudiado el flamenco a fondo, Cano ha tenido siempre debilidad por la danza contemporánea, llegando a estar muy vinculada a la pionera madrileña Teresa Nieto. De la fusión de ambos lenguajes en su propio cuerpo sale su estilo personal y único, que tuvo un exitoso primer paso en el solo A palo seco, y sube un peldaño ahora en SinTempo, que ha creado con dramaturgia y dirección escénica de Claudia Faci.

        La fusión con el contemporáneo es también del interés de Emilio Serrano, bailaor y coreógrafo que ha canalizado sus inquietudes en propuestas grupales para su compañía fundada en 2008 como Consentío, Una noche contigo y, muy especialmente, inTime, una pieza de fusión entre flamenco y contemporáneo para cinco chicos.

        También híbrido se presenta el trabajo de Paula Quintana que, siendo además actriz, fusiona su danza con el teatro y lo multidisciplinar. Tras coreografías como Latente, Amarga Dulce o Pieles, estrena ahora Siempre en algún lugar, una obra que ella define como poema escénico y en la que explora la coexistencia entre el cuerpo humano y las nuevas tecnologías.

        Como muy personal podría definirse la propuesta del coreógrafo y bailaor Fernando LR. Parra, que después de trabajos como DeCid, Intimo Interior Meo o la muy reivindicativa Bailar en hombre, se sumerge en una investigación muy vinculada a sus estudios de Filosofía en Pensaor, una propuesta que desde el flamenco reflexiona sobre el pensamiento crítico y forma parte de su tesis doctoral en la Universidad París VIII.

        También por su teatralidad destaca la propuesta de AndanZas, sello de danza adscrito al centro de producción teatral TNT de Sevilla, que bajo la dirección de Juana Casado se ha anotado éxitos como su personal y original adaptación de la pieza teatral Aleluya Erótica, de Federico García Lorca. Y es que el teatro es fuente inagotable de inspiración para la danza, como demuestra el colectivo madrileño Rajatabla Danza que, en Nora, se ha decantado por adaptar a su danza Casa de muñecas, la muy vigente obra de Ibsen, que le permite a su directora, la coreógrafa Esther Tablas abordar la problemática de la mujer en aquella (y ésta) sociedad, a través de su heroína, un personaje triste que pasa de ser una muñeca en manos de su padre a ser otra en las de su marido.

        Un conjunto escultórico, la colección Náufragos huecos, de Eduardo Cuadrado, ha sido por su parte la inspiración de los creadores Pepa Sanz y José Merino, directores de la compañía Girasol Flamenco Producciones, para su propuesta Impermanente, una creación en tres partes interconectadas que indagan en ese concepto de la “impermanencia” del título. Una revisión en clave de flamenco de las doce novelas ejemplares de Cervantes es lo que presenta el espectáculo Zambra, de la compañía Spain Overseas, que dirigen Carlos Díaz y Elena Chamorro, quienes mezclan las técnicas del clown y echan mano del amplio abanico del flamenco, desde el tradicional hasta la fusión contemporánea, en esta vistosa propuesta.

        Larga y fructífera se presenta la trayectoria de Marco Vargas & Chloé Brûlé en Sevilla. Le elegancia, el absoluto respeto por las formas flamencas y una factura muy contemporánea en sus propuestas, tanto las de calle como las de sala, son características de la obra de este dueto, que gusta de crear alianzas con otros artistas. Si en Libertino, tuvieron a Juan José Amador en el cante y a Fernando Mansilla en los textos, ahora en su novísima Opus 6, que estrenarán en 2019, incorporan a la escena a la bailaora Yinka Esi Graves, el bailaor Gero Domínguez El Afilaó y al músico Miguel Marín.

        En cambio muy corta, pero sensiblemente más desenfadada, se presenta trayectoria de la joven compañía andaluza de María del Mar Suárez La Chachi, que ha volcado su creatividad desbocada en La gramática de los mamíferos, una creación híbrida que habla de los instintos primitivos. Actriz, bailaora y coreógrafa, La Chachi es dueña de una mezcla explosiva de teatro y flamenco con salpicaduras de punk y break, que no deja indiferente como ha demostrado en sus trabajos Asando sardinas o Histeria Universal.

 

Compañías relacionadas
Power by

Download Free AZ | Free Wordpress Themes