la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza
Anuario 2017 by Neofolk Patrimonio. Danza Española
Cía Daniel Doña Photo Marcos G Punto

ECLIPSADA POR EL FLAMENCO, LA DANZA ESPAÑOLA Y FOLCLÓRICA NACIONAL

DEMUESTRA SU VIGENCIA GRACIAS AL APOYO DE UN GRUPO DE CREADORES.

Mucho se ha hablado del peligro de extinción que se cierne sobre la danza española y tradicional/popular nacional, y aunque no son demasiados, convencidos aparecen los artistas que han asumido su defensa, permanencia e innovación, negándose a vivir eclipsados por el flamenco. Desde la familia Pericet, toda una institución en su investigación y defensa, hasta iniciativas de envergadura como la asumida por el actual Ballet Nacional de España en montajes como el notable Sorolla, que ofrece un viaje por el vasto folclore nacional, la danza española parece reafirmarse, incluso renovarse y reinventarse.

En este sentido, cabe destacar la labor de Ibérica de Danza, compañía que dirige Manuel Segovia desde 1993 con el firme propósito de defender, promover y recrear el extenso patrimonio español desde una mirada autoral y contemporánea, sí, pero también rigurosa en la investigación y fiel a las raíces. La enorme aceptación internacional que han alcanzado es garantía de la difusión de este patrimonio. La compañía celebró sus 20 años, en 2013, con un acertado programa retrospectivo, mientras que en México se produjo, hace dos años, el estreno de Carmen vs Carmen.

Manuel Segovia mantiene su militancia no solamente desde su compañía sino también como activista en la Academia para la Difusión de la Danza Escénica Española, que reúne en sus programas de formación y difusión a profesionales de probada experiencia y trayectoria, amparando además, y esto resulta destacable, un departamento de Nueva Danza Española Escénica, en el que aparecen apuntados el mismo Segovia, Antonio Pérez y David Sánchez, de la compañía Enclave Español, y el creador vanguardista Daniel Doña.

El trabajo de Daniel Doña, de manera muy particular, se presenta como ejemplar de las posibilidades de la danza española al servicio de ideas autorales y en permanente contaminación con otras disciplinas, en apariencia ajenas, como es la danza contemporánea y sus libertades. Al menos así queda evidenciado en propuestas suyas muy emocionadas, con predomino de obras para espacios urbanos, como A pie, Black Box, No Pausa, Nada personal o su nuevo solo Cuerpo a cuerpo.

 

Compañías relacionadas