la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza

En este nuevo espectáculo creado e interpretado junto a Satoshi Kudo, renombrado artista que durante muchos años ha trabajado como bailarín y asistente de coreografía de Sidi Larbi Cherkaoui, indagamos en el aspecto líquido del cuerpo humano, y en la mezcla de esos dos cuerpos-líquidos.

Mazari es una palabra japonesa referida al proceso de mezclar. Este trabajo se centra en el flujo de líquido que llena más de la mitad del cuerpo humano y la forma en que dos cuerpos se mezclan con la corriente líquida. La coreografía dibuja una reacción mixta como una química, como resultado de producir calor, espuma, cristales, etc., y verificamos cómo la emoción del individuo se ve afectada por estos efectos.

Kudo ha creado una teoría del movimiento llamada «Motion Qualia». Ésta es una forma de construir el movimiento mediante los reflejos, que hacen que la estabilidad soporte el cuerpo mediante la desconexión consciente con el equilibrio. El movimiento tiene una característica efectiva para dibujar un tipo de movimiento líquido, y así es usado como base en este trabajo.

Créditos y ficha técnica
Fecha creación: 30/10/2018 / En activo

Satoshi Kudo & Lucía Vázquez. Creación e Interpretación.
Carmen Mori. Diseño de Iluminación.
Federico Cazzaniga. Diseño de Espacio.
Motoreta. Diseño y Realización de Vestuario.

Satoshi Kudo. Bailarín y coreógrafo japonés con base en Estocolmo, Suecia.
Después de trabajar en Tokio y en Nueva York, se muda a Estocolmo en 1998.
Ha trabajado con Claire Parsons (SE), Ohad Naharin (Israel), Danish Dance Theatre (DE), Eastman/Sidi Larbi Cherkaoui (BE) entre otros. Ha sido asistente de coreografía y director de ensayo de Sidi Larbi Cherkaoui desde 2006 a 2013 y en el Royal Swedish Ballet con Mats Ek, Johan Inger, Alexander Ekman y Sharon Eyal en 2015 y 2017.
En 2018 Kudo vuelve a reaparecer como bailarín con Sidi Larbi Cherkaoui en Apocrifu.
Kudo empezó su su carrera coreográfica en 2003. Sus trabajos contienen una aproximación física al método creado por él, “Motion Qualia”. Este método estimula la amígdala cerebral, que no afecta solo en el plano físico, sino que lo hace en la expresión emocional.