la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza

En su nuevo trabajo Rosa Cerdo amplía equipo creativo por primera vez, incluyendo en el proceso a dos ilustradores (Adara Sánchez y Cristian Pineda), una escritora (Elisa Victoria), un dramaturgo (Alberto Cortés) y un iluminador (Benito Jiménez, quien ya trabajó con la compañía en su anterior obra).
A través de esta colaboración se pretende, por un lado, ampliar la perspectiva desde la que se desarrolla cada idea durante el proceso y, por otro, contar con un fanzine interactivo que será entregado a cada espectador antes de entrar en la sala, funcionando como pieza intrínseca de la obra escénica. Al igual que el arte secuencial –y, en concreto, el cómic– relaciona palabras e imágenes para articular el pensamiento, hovering profundiza en la conexión que existe entre las herramientas habituales de los distintos miembros del equipo, generando una tensión creativa tan compleja como enriquecedora.
El centro en torno al que orbita de forma muy libre este trabajo es el significado del verbo “to hover”, que abarca desde el vuelo estático de un colibrí hasta la agitación física y emocional causada por la indecisión, pasando por el vuelo inestable de los primeros ovnis que aparecieron en la gran pantalla; significados que confluyen en la idea de luchar por lo imposible hasta las consecuencias más absurdas o catastróficas, dando tumbos entre la ambición desmedida y la predisposición al fracaso. Como referencias estéticas, aparecen de forma natural a lo largo del proceso el cine de Dario Argento, el mundo de la hipnosis, el ocultismo y el truco barato. El espacio sonoro se inspira en bandas sonoras del cine de terror de finales de los 70 y principios de los 80, con referentes como Carpenter y Goblin.
Palabras de Alberto Cortés: «Primero lo quiero escuchar todo, lo pongo en relación todo. Luego pasamos a diferenciar lo que pertenece al universo que queremos y lo que no es nuestro >> Hacer una “dramaturgia Hovering” pasa por atender pesadillas, manipular en imágenes, saber algo de magia, excavar túneles, mostrar lo patético del truco y de la imposibilidad diaria frente a lo sublime de la imagen acabada y levitar a través de la hipnosis. Una “dramaturgia Hovering” nunca sería dar una respuesta demasiado pronto, hacerlo bien y bonito, buscar una carcajada colectiva, pensarlo poco. Esta maquinaria se genera a través del elemento fanzine; que es frágil y pobre. Y sin embargo contiene El Poder (libro de hechizos, guía, mapa, instrucciones) para que la escena dialogue con el papel y pueda completarse (ser sueño, pesadilla, magia o truco barato). Me gustaría poder decir: no impondremos nada de lo que hagamos en Hovering, cada mirada hará su propia magia».

Créditos y ficha técnica
En activo

Fecha de estreno: 18/01/2019
Dirección, coreografía e interpretación: Silvia Balvín
Música e interpretación: Alberto Almenara
Dramaturgia: Alberto Cortés
Ilustraciones y diseño de fanzine: Adara Sánchez y Cristian Pineda
Texto de fanzine: Elisa Victoria Marroquí
Iluminación: Benito Jiménez Álvarez
Creación colectiva
Agradecimientos: Centro de las Artes de Sevilla, L’animal a l’esquena, Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla, Conservatorio Profesional de Danza de Sevilla, Casa de las Artes de Alanís de la Sierra

Power by

Download Free AZ | Free Wordpress Themes