la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza
Anuario 2020 by Experimentales Investigadores.
Compañía Proyecto Lanza Foto: Marcos G Punto
Muy ecléctico se presenta el paisaje de la danza experimental y arriesgada que emprenden algunos creadores españoles

Hay abundantes tópicos y búsquedas en la danza experimental española. Como es lógico, cada propuesta, cada proyecto y cada investigación trae el sello inconfundible de su autor y responde a necesidades muy personales y distintas pero el conjunto luce en su totalidad atractivo y sobre todo innovador. Te contamos algunos proyectos.

El renacer y la elevación de los cuerpos son los ejes sobre los que la creadora canaria Paula Quintana, dueña de un flamenco arriesgado y propio, está erigiendo una trilogía que comenzó con Las alegrías, un solo de enorme belleza formal cercano a una instalación plástica coreografiada, que ha tenido continuidad en La carne, una revisión del mito de la heroína salvadora.

Cercano colaborador de Quintana en esta trilogía, el creador, dramaturgo y curador Javier Cuevas tiene también su propio proyecto artístico, el Laboratorio de Artes Vivas y Ciudadanía de Tenerife (Tenerife LAV), desde donde genera actividades múltiples y desarrolla su propuesta creativa, que tiene en Esto que ves tú, su más reciente producción. Se trata de una creación para calle y espacios no convencionales, otra vez con Quintana como intérprete, que quiere ser una celebración a la capacidad de componer y diseñar la realidad que tenemos los humanos.

Y es que las investigaciones a más largo plazo, no reducidas a la inmediatez efímera de una obra, son características de la danza experimental. El coreógrafo, investigador e intérprete gallego Javier Martín, apasionado de la física cuántica, avanza en su investigación con Teorema, nuevo solo de más de treinta, en el que une coreografía, carne y gramática. En el espacio escénico  interactúa con humo, carbón, cuerda y cristal, elementos que le permiten articular este discurso sensorial de gran potencia visual.

Prosigue también Salud López, veterana coreógrafa, investigadora gestual y directora de su compañía sevillana Octubre Danza, su proyecto Números/Numbers, que en su segunda parte, dedicada a la profanación de lo sagrado, recurre a la hipnosis con ayuda del Mario el Mago. El proceso ha encontrado continuidad en La Babilonia, tercera parte de esta investigación de largo aliento liderada por una de las precursoras de la nueva danza andaluza.

Abducida, en palabras de su autora, es una pieza de danza-flamenco-remezcla para una única intérprete, la bailaora y creadora Melisa Calero, que ha armado esta propuesta en la que ha tenido necesidad de hablar sobre el baile como medio de superación. Se define a sí misma “versátil, ecléctica y electrónica”, que son los mismos elementos con los que está hecha su obra, en la que de paso también habla de un fenómeno inherente a toda la danza actual: la precariedad de las circunstancias.

Es nuevo en el ámbito de nuestra danza el Proyecto Lanza pero no Cristián Martín, su impulsor, veterano ex bailarín del Ballet Nacional de España y cercano colaborador de Daniel Doña, que ahora le acompaña en esta aventura creativa personal con Márgenes, un dueto de enorme fuerza visual que reflexiona sobre la percepción social del cuerpo, en el que el elegante bailarín y coreógrafo aparece acompañado en escena por Sandra Carrasco.

Jupa y Diego Arias, directores de R.E.A. Danza, experimentan desde la danza vertical en Aether de la oscuridad a la luz, que tiene como punto de partida el mitológico Éter. Con cinco bailarinas voladores que se elevan sobre la fachada de un edificio y dos músicos en directo, novedosa se presenta la nueva propuesta de esta compañía que nació en Argentina en los noventa y se trasladó a Málaga, donde tiene sede desde 2001.

Compañías relacionadas