la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza

Sinopsis

Cada uno tiene ante sí múltiples caminos pero sólo uno de ellos le llevará a sí mismo. Quizás la libertad consista en percibir siempre todos los caminos y seguir tan sólo aquél que se es llamado a recorrer.

El camino que aquí atravesamos transcurre por cinco paisajes anímicos: la pérdida, la búsqueda, el sueño, el enamoramiento y la construcción. Más allá de la peregrinación espera el cielo, la estrella, el cosmos… el sentido de estar suspendidos en este vacío innombrable.

Pájaro negro, paloma blanca, no es el miedo quien habita el viento, no os alejéis de vuestro nido y volved a la fuente en la que saciaros.

Naturaleza del proyecto

La Compañía cumple con este proyecto diez años de trabajo en España sintiendo que finaliza un ciclo, percibiendo cómo se cierra un círculo que comenzó años atrás con unas primeras intuiciones, unas primeras pasiones.

No es casual que en All Ways se planteé una composición circular, en constante movimiento, como punto de partida. Viene a ser un reflejo de la trayectoria de la compañía en la que se ha ido consolidando un lenguaje, una búsqueda y una metodología. Siendo España la casa en dónde se han generado los proyectos, hemos trazados múltiples caminos alrededor de ese centro, hemos visto cómo nuestra obras viajaban en órbita por todo el planeta.

En esta última propuesta de la compañía exploramos la utopía de la armonía permanente. Un estado al que llegar tras haber resuelto las vicisitudes personales y haber encontrado el lugar personal que corresponde en la tierra. Para ese encuentro es inevitable hacer palanca en cada dificultad cotidiana, en cada problema diario, y gracias a ello poder evolucionar, ascender, resolver la sombra que vierte inconsciencia en nuestras decisiones.

El Camino constituye unos de los arquetipos más ancestrales de la psique humana. En este sentido, vemos a los intérpretes como caminantes que jamás caminan solos, trazando múltiples caminos que coexisten y se entrelazan en pos de la armonía. Sin camino nos sentimos perdidos, nos llenamos de oscuridad y confusión, sin rumbo, en vuelo ciego, sin brújula ni estrellas para orientar las noches tenebrosas.

Durante la obra se transita un camino que atraviesa cinco paisajes vitales y anímicos. Partimos de un estado de pérdida, un lugar en el que todo es posible y que enciende la posibilidad de la búsqueda, segunda parada en la que seguir la intención marcada, los primeros pasos guiados por primeras intuiciones. Tras la búsqueda alcanzamos el ensoñamiento, territorio fronterizo en el que pasado y futuro conforman un sueño presente. De ahí es inevitable el enamoramiento, la llegada del amor como motor y esperanza que nos lanza a la última etapa en la cual la construcción consciente de uno mismo equivale a un encuentro íntimo con lo que uno es.

Los seis bailarines que ejecutan All Ways, desde el inicio, entran en un movimiento perenne, una “inercia” que pareciera mover los cuerpos bajo su voluntad. Entendemos que esa inercia pretende la “armonía” y para ello puede que tenga que atravesar territorios inestables, a veces tortuosos, hasta lograr alcanzar un estado de ascensión.

El impulso de ascensión que va alimentándose del movimiento circular y elíptico implica un intento de transcender la condición humana y penetrar en niveles cósmicos superiores. Sólo una vez que resolvamos nuestra historia personal podremos acceder a una comprensión de nuestro lugar en este planeta, y acercarnos con humildad al sentido de la existencia.

El contact es esencial para construir y explicitar la unión, un solo cuerpo formado por seis intérpretes. La exploración del contact en los últimos proyectos de la compañía nos ha llevado a sistematizar una metodología de trabajo que supone una fuente inagotable de materiales de creación, de esta manera generamos nuestras composiciones que pasan por un estudio de la inestabilidad, la caída, la velocidad, la gravedad, la atracción hacia el cielo…

Créditos y ficha técnica
Fecha creación: 21/10/2016 / En activo

Dirección Artística_Sharon Fridman
Coreografía_Sharon Fridman, en colaboración con los bailarines
Bailarines_Melania Olcina, Diego Arconada, Tania Garrido, Richard Mascherin, Lucía Montes y Juan Carlos Toledo
Asistente de Dramaturgia_Antonio Ramírez-Stabivo
Música Original_Danski-Idan Shimoni
Voz_Fátima Cué
Proyecciones en vivo & Diseño de Sonido Adicional_Ofer Smilansky
Vestuario_MIZO by Inbal Ben Zaken
Diseño de Luces_Olga García (A.A.I) & Ofer Smilansky
Diseño Gráfico_oficina 4play
Técnico de Luz_Víctor Cadenas
Sonido_Iñaki Ruiz Maeso
Fotografía_Ignacio Urrutia
Vídeo_Ignacio Urrutia & Miramemira, María Salgado
Dirección de Producción & Management_Lola Ortiz de Lanzagorta