la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza

La primera traducción de la Biblia que se realizó al castellano fue realizada en San Isidoro del Campo (Santiponce,

Sevilla) por unos monjes que trabajaron en secreto para evitar la acusación de herejía por parte de la Inquisición.

Conocida como la Biblia del Oso, contiene una de las versiones más carnales y sensuales de “El Cantar de los

cantares”, una exaltación del amor repleto de arrebatadoras imágenes y referencias sensoriales que chocan con la

vida de renuncia de los placeres mundanos de aquellos que lo tradujeron.

“El lirio entre espinas” parte de esta anécdota histórica para rescatar algunos de sus versos y devolverles la forma

de canciones y danzas de celebración que fueron su origen; queremos construir desde la música, el canto y la

danza (quizás las artes que más apelan a la emoción directa) un universo propio que hable del cuerpo, de lo

sensorial, de la sensualidad, como canal de conocimiento, pero también de la coraza que cada uno se construye

con él para , como dice Bill Viola, “resistir a uno de los estados más delicados y conmovedores que existen: la

rendición a un amor absoluto, devastador: desde los excitados, ingenuos latidos del primer amor adolescente hasta

la comprensión expansiva de un amor más grande como principio universal fundamental, intuido más tarde a lo

largo de la vida y descrito en detalle por santos y místicos de todas las culturas a lo largo de la historia”

EL CUERPO COMO CANAL DE CONOCIMIENTO

Todo ese universo sensorial y embriagador descrito en ‘El Cantar de los Cantares’, supone un puente perfecto entre el espacio de

representación y la intención la Compañía de Guillermo Weickert de trabajar con el eje temático del cuerpo entendido como “canal de

conocimiento, de sabiduría y de acceso a niveles de conocimientos más elevados”.

Frente al descrédito de los círculos intelectuales hacia todo lo que proviene de la fisicalidad, el cuerpo aparece aquí como fuente de

sabiduría. Por eso ‘Lirio entre espinas’ apela al cuerpo antes que a la mente y a los sentidos antes que a las ideas. Un viaje de la mano del

placer para poder atravesar nuestra propia coraza.

EQUIPO ARTÍSTICO  Y TÉCNICO

Es esta la primera vez que Guillermo Weickert trabaja en una de sus creaciones con cantantes en directo. La exploración sobre la fisicalidad

hizo necesaria incluir la voz en vivo como elemento de expresión junto con el cuerpo, dos disciplinas que “pasan menos por la razón y que

aluden directamente a las entrañas y a las emociones”. Es así como aparecen los cantaores El Niño de Elche y Charo Martín, que aun

procediendo del universo flamenco, abordan los textos de ‘El Cantar de los Cantares’ desde un espectro más amplio que va de la canción

popular a la experimentación e improvisación vocal. Junto a ellos están las bailarinas Iris Heitzinger y Natalia Jimenez y el actor Sandro

Pivotti. Se trata de un elenco de intérpretes que nunca antes había trabajado en la Compañía. El coreógrafo onubense sí que ha contado con su

equipo habitual fuera del escenario: la música de Vitor Joaquim, el diseño de iluminación de Paloma Parra y la producción de El Mandaíto.

 

Créditos y ficha técnica
Fecha creación: 06/07/2013 / En activo

Coreografía y Dirección ] Guillermo Weickert
Interpretes y proceso creativo
Iris Heitzinger
Natalia Jimenez
Sandro Pivotti
Composición y Canto – Música en directo
“Niño de Elche”
Charo Martín

Composición Musical Vitor Joaquim
Iluminación Benito Jiménez
Vestuario Patricia Buffuna
Fotografía Oscar Romero
Fotografía Guillermo Weickert Claudia Solano Watson
Producción & Distribución El Mandaito Producciones
En colaboración con Espaco do Tempo y Alanis